Just another WordPress weblog
October 23, 2007
Filed under: Uncategorized — admin @ 6:03 pm

Me gusta mucho leer y, cuando creo que tengo algo que aportar, escribir. Me gusta también mucho estudiar. Ahora estoy dedicado a hacer negocios, cosa que también me encanta: mucha libertad, resultados inmediatos y a largo plazo la coherencia y la responsabilidad muestran buenos frutos.

Para mantenerme conectado con el estudio estoy llevando cursos de ingles para hablantes de otras lenguas en la ciudad en la que vivo, Fort Myers, en el Edison College. La experiencia estaba siendo muy buena hasta que hace un par de semanas fui acusado de plagiarismo. La profesora, Violeta Rotonda, sostiene que dos de mis ensayos son copias. No dice de donde, dice que no puede probar nada.

Ahora estoy aclarando el problema con el Dean (decano) responsable. Por ahora en las dos siguientes entradas en este blog publico mis dos ensayos en cuestión. El primero, dedicado a la verdad (ironico el asunto, verdad?) lo hice en un par de horas por el apuro. El siguiente, sobre globalización y afines, lo hice en el college en las dos horas que dejo Rotonda para eso. Si algo rescatable hay en ellos son las ideas, mucho más que mi ingles elemental y el apuro en hacerlos.

Las ideas en estos ensayos, por cierto, no son nada improvisadas. Llevo mucho tiempo dándoles vuelta. Esta primera presentación espero que me ponga en camino a seguir escribiendo sobre ellas.

——————————–

Actualización, 11 de Febrero del 2008 :

Este asunto se esclareció, tal como pueden leer a continuación, satisfactoriamente.

Interesante notar sin embargo que fue cobardemente e irresponsablemente utilizado por Gustavo Faveron para difamarme públicamente.

En todo caso, valga la ocasión para poner al día este asunto aquí. Estoy aun a la espera de que publique en su blog lo que a continuación pongo:

Las reglas con las que debo ser juzgado son aquellas que corresponden a un estudiante en un College norteamericano. Ese juzgamiento determino que los ensayos son originales, que no hay plagio y que la Dean (jefa de la profesora Rotonda) SE DISCULPARA CONMIGO Y CON LA CLASE EN CONJUNTO por el desatino y que me cambiaran de clase. Finalmente aprobé el curso.

Es increíble el resentimiento que Faveron tiene. Me dedica un post completo de su blog. Nada menos y nada más que por un párrafo que no parafrasee o cite como correspondía hacerlo, en la media hora que le puede asignar a tipiar y poner en orden el mini ensayo sobre verdad que escribí en clase y, por cierto, que fue aprobado en el esquema que presente a la profesora. Eso merecía que ella me indicara como hacer la cita o el parafraseo correctamente (cosa que tenía planeado, pero no me dio el tiempo; por cierto, en clases inmediatamente aclare que ese párrafo no era mío, UNICA Y EXCLUSIVAMENTE ESE PARRAFO, y que efectivamente no estaba bien citado, esa aclaración sirvió como precedente en el procesos que terminó en la disculpa de la Dean). No corresponde que Rotonda diga, ella delante de la clase y Faveron delante de toda la blogosfera, que los dos ensayos son plagios.

LOS DOS ENSAYOS SON ORIGINALES.  Faveron comparte la misma irresponsabilidad temeraria y delirante que llevo a Rotonda a decir que mis ensayos son plagios. Concedamos, eso sí, que Faveron al menos se tomo el trabajo de cotejar el asunto (solo un párrafo, por cierto), MAS NO DE ESPERAR MI RESPUESTA NI HACER NINGUNA AVERIGUACION ADICIONAL PARA DECIR PUBLICAMENTE QUE MIS DOS ENSAYOS SON PLAGIOS, ES DECIR, PARA DIFAMARME. Rotonda ni siquiera cotejo una palabra de los ensayos.

Faveron tienen una responsabilidad mayor que Rotonda sin duda. Por el alcance de la lectoría de su blog y porque sospecho que su posición, grado y criterio académico, deberían darle mas criterio que el que Rotonda mostró.

Interesante también que Faveron me dedique un post completo, sin tener en claro el asunto, y no dedique ninguno al plagio completo de un ensayo que su amigo Cueto realizo. De cualquier manera, ese ensayo, un plagio de cabo a rabo, no merece un post, un párrafo de un estudiante de ingles sí. Nótese que si cueto llego a recibió dinero por su ensayo, se trataría además de una estafa. Ahora, ¿con que reglas quiere ser juzgado Faveron?  ¿A qué tribunal especial se recurre para este tipo de (ponga el lector el adjetivo por favor)? ¿Correspondería llamar la atención a quienes están por encima de él en la institución que lo alberga y cuyo nombre publicita Faveron en su blog, el Bowdoin College? ¿Estarán enterados de la cotidiana conducta irresponsable e inmoral, patanesca y sicaria, de su profesor de literatura latinoamericana? ¿Estarán al tanto de lo que cobijan: un sr que se ha convertido en el ambiente cultural peruano en el equivalente moral a Laura Bozo en televisión?

No Comments »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Leave a comment